Entrenador de Fútbol Sala. "La ilusión es el camino del éxito"

Blog personal


Una gran experiencia
César Currupipi el 06-05-2016, 16:47 (UTC)
 Selección de Fútbol Sala Femenino de la Universidad de Granada.

Durante esta temporada he tenido el privilegio y el orgullo, junto a mi buen amigo Tato, de poder dirigir la Selección Universitaria de Fútbol Sala Femenino de la Universidad de Granada. No era la primera vez que estaba con esta selección, pues ya la temporada anterior pude disfrutar de esta experiencia como delegado de Juan Carlos Pérez, pero si es cierto que este año he disfrutado realmente y en primera persona de este equipo.

Desde que comenzamos las pruebas de selección en el mes de febrero, he tenido mucha ilusión, a la vez que una sensación de responsabilidad, y tenía un objetivo claro: disfrutar e intentar ser justo con el trabajo. Tras venir más de treinta jugadoras a las pruebas de captación que duraron varios entrenamientos, tuvimos que realizar una preselección de dieciocho jugadoras. Cierto es que, como suele pasar en estos casos, hubo críticas hacía esta lista, tales como “que siempre se lleva a las mismas”, o “se lleva a las que le caen bien”, etc.

Ante esto, sólo puedo decir, que en esta preselección de dieciocho jugadoras, tan sólo siete estaban el año pasado, y que de esas siete, dos estaban en las reservas la campaña anterior. Además, alguna de estas siete que “repetían” no entraron en la lista del Campeonato de Andalucía ni de España, sólo en la preselección. Por tanto no comparto eso de que han ido convocadas las mismas de siempre. Además, si una cosa teníamos clara, es que nos era indiferente la categoría en la cual jugaran las jugadoras en sus clubes, pues han venido tres jugadoras de categoría provincial, o tres de categoría andaluza, incluso alguna que no compite federada siquiera.

Nuestro objetivo era claro, crear un buen grupo donde la competición fuera dependiente de la diversión y donde todas tuvieran que ir en la misma línea. Este tipo de selecciones son para disfrutar, aprender de otras personas, conocer nuevas compañeras y poder hacer amigas, y con todo eso, poder competir de la mejor manera posible.

Nos presentamos en el Campeonato de Andalucía con nuestros objetivos claros, y además con la intención de dejar la imagen de la Universidad de Granada lo más alto posible. No pudo ir mejor, en los cuartos de final ganamos a Sevilla de forma clara, la semifinal con Almería, que fue dura, se solventó claramente a favor de las nuestras, y la final con la Universidad de Cádiz se resolvió con un claro cinco a uno, proclamándose así Granada campeona de Andalucía. A pesar de haber pasado excelentes jugadoras y excelentes técnicos, los últimos años se había resistido siempre este torneo.

Gracias a ese campeonato, hemos podido disfrutar del Campeonato de España, una experiencia que la llevaré siempre conmigo y la recordaré con cariño y emoción, pues ha sido una de las experiencias más bonitas que me ha regalado el fútbol sala.

Un Campeonato de España que me ha dejado tres días de convivencia con personas maravillosas, y que me ha permitido conocer un poco más a personas que eran conocidas y poder disfrutar con ellas, dentro y fuera de la pista.

Nos hemos vuelto terceras de España, con una medalla de bronce que puedo decir que pesa porque lleva consigo infinidad de grandes momentos, y que cada vez que la mire recordaré todas las experiencias vividas este año con la Selección de Fútbol Sala Femenino de la Universidad de Granada.

Ha sido un orgullo y un gran placer trabajar, junto a Tato, con todas estas jugadoras. Mañana seguiremos siendo rivales con nuestros equipos, y seguiremos saliendo a la pista con la rivalidad que debe haber, pero fuera de la pista todos y todas hemos ganado un poquito más, y por eso, sólo por eso, todo esto ha merecido la pena.

Agradecer a Tato todo, su trabajo conmigo en esta Selección, su humildad, su compañerismo, su templanza y su sabiduría, porque creo que hemos hecho un buen trabajo juntos; a Natalia todo su trabajo y ayuda en los entrenamientos con las porteras; a la Universidad de Granada por darnos esta oportunidad maravillosa; a Rubén Sánchez por ser uno más de esta expedición y todo su apoyo y ayuda en ambos campeonatos; y especialmente a todas ellas, las que han logrado ser campeonas de Andalucía y terceras de España, las que han jugado espectacularmente y se han dejado el alma en la pista, a María, Ana, Roxan, Patri, Marta, Noe, Desi, Bárbara, Neli, Ceci, Aitana, Mirella, Cristi, Rei y Chandi, gracias por haber trabajado genial, por haber formado un grupo sano y divertido, gracias por haber jugado a un gran nivel, gracias por la comprensión, por la motivación y por las ganas que le habéis puesto a todo esto. Me llevo lo mejor de cada una de vosotras.

Y terminar estas líneas recordando lo que me he repetido tantas veces estos meses, el objetivo del fútbol sala es disfrutar, cuando disfrutamos es cuando realmente aportamos todo lo que podemos dar al equipo, y creedme que, con todos mis aciertos y errores, o cosas que podrían haberse hecho mejor por mi parte, me voy satisfecho y con la conciencia tranquila, porque esta Selección ha disfrutado, y mucho.
 

¿La evolución del fútbol sala a cualquier precio?
César Currupipi el 30-03-2016, 01:19 (UTC)
 Nuestro país, guste así o no, es claramente un lugar donde el deporte rey es el fútbol. El fútbol sala no ocupa ni tan siquiera el segundo lugar, es más, para los organismos oficiales y gran parte de los medios de comunicación –que desgraciadamente son los que manejan el cotarro- estamos muy a la cola de otros deportes. Y es que, en pleno siglo XXI, son los medios los que hacen y deshacen, a veces con acierto, otras muchas –la mayoría- sin acierto ni valorando nada. Y lo peor, esa parte de la sociedad que basa su pensar en los medios.

La selección española de fútbol sala ha sido la primera en ganar un Mundial, y no uno, dos. La selección española de fútbol sala dobla las Copas de Europa que ha ganado la selección Española de fútbol. Datos que no se conocen porque no ha sido intención de nadie incluir estos éxitos en el reciente auge del deporte español. Más datos, ¿saben que el deporte más practicado en nuestro país, y con una diferencia importante, es el fútbol sala?

El fútbol sala ha ido evolucionando con el paso del tiempo, gracias al trabajo de muchas personas que han dedicado mucho más que tiempo para ello. Son pasos lentos pero firmes, pasos sólidos. Una evolución que en el día a día quizás se note poco, pero que al echar la vista atrás se valora notablemente. A día de hoy es posible ver partidos televisados cada jornada, o partidos de la selección en varias ocasiones.

Dentro de esta evolución positiva, pienso que quedan dos pasos importantes, pero que uno es dependiente del otro. El primero de ellos es conseguir la independencia definitiva del fútbol. Conseguir una federación internacional y sus federaciones nacionales que trabajen única y exclusivamente para el fútbol sala, donde un día podamos ver que en nuestras reglas de juego deja de aparecer la regla 11: el “fuera de juego”. Como consecuencia de ese primer paso, sería mucho más fácil conseguir el segundo gran paso, lograr que el fútbol sala sea un deporte olímpico, lo que, a día de hoy, supondría casi una garantía de éxito para nuestro país, tanto en modalidad masculina como femenina.

Pero la reflexión que propongo es la siguiente: ¿hay que evolucionar a cualquier precio? Esta pregunta me la hago tras la disputa del último Europeo –ganado por España- donde el fútbol sala ha aparecido de manera notable y mucho más destacado en los medios de comunicación y redes sociales. Y es que, de cada diez noticias de fútbol sala que han aparecido, nueve eran el “pollito” de Ricardinho y jugadas de este jugador, y tan solo una hablaba realmente del fútbol sala. Hemos podido ver como cientos de personas de nuestro entorno que en su vida han visto un partido de fútbol sala, se dedicaban a difundir esa jugada que los medios ofrecían, y casi todas estas personas con titulares como “que grande el fútbol sala”, “me encanta el fútbol sala”, y similares.

Está claro que todas personas que aman a este deporte, alucinan con esa jugada del astro portugués y todas las que deja cada semana con Inter Movistar. Pero personalmente pienso que eso no es el fútbol sala, sino algo que lo complementa; algo que es necesario, pero que requiere el trabajo táctico de todo un equipo para poder lograrlo. Y me parece triste que ahora se hable de fútbol sala sólo por una jugada o un jugador concreto, que el fútbol sala se pueda ver desvirtuado por la mala difusión, que crezca así una imagen individualista de un deporte tan colectivo como este. Alucino con Ricardinho, pero veo todo un trabajo de sistemas de juego y de movimiento táctico –todo colectivo- para que el crack portugués pueda demostrar su calidad individual, y esos detalles –el todo del fútbol sala- es lo que quiero que la gente vea. La generación de un simple aclarado –trabajo táctico colectivo- para poder tener un uno contra uno, con ayudas y coberturas rivales lejanas en el espacio.

No quiero una evolución que nos lleve atrás, que destruya todo lo trabajado por tantas personas en tantos años. Quiero una evolución culta, con conocimiento de este deporte, como hasta ahora, con paso firme y sólido, y sólo así, y siempre hablando desde mi opinión, llegaremos donde merecemos estar.

Quizás la gente no esté de acuerdo, pero me he criado con el juego colectivo de Kike Boned y similares y los prefiero a las filigranas de Ricardinho, siendo ambas necesarias en este deporte, pero creo que la diferencia está en que los “Kikes” no necesitan a jugadores como Ricardinho para jugar un buen fútbol sala, mientras que Ricardinho necesita esos “Kikes” a su lado para poder realizar su juego. Ejemplo: Portugal con Ricardinho pero sin esos “Kikes” en el partido contra España en el último Europeo, esa España más de “Kikes” que de “Ricardinhos”, más de fútbol sala –juego colectivo- menos de individualidades –que las hay, pero bien preparadas colectivamente-, España pasa por encima de Portugal a pesar del golazo de Ricardinho, y no me refiero al marcador -que también- sino al juego de fútbol sala, y es que eso, eso es este deporte.
 

<- Volver  1  2 

Siguiente->